En inédito proceso, profesor René Botnar, se convierte en el nuevo director del IIBM

  • 28 Junio 2022
  • 177

Por primera vez, el cargo se designa por la votación de profesores y René Botnar fue electo por amplia mayoría

El martes 14 de junio se conoció el resultado de las elecciones para el nuevo director del Instituto de Ingeniería Biológica y Médica de la Pontifica Universidad Católica de Chile, siendo elegido por mayoría René Botnar, profesor titular, con nombramiento compartido en la Facultad de Ingeniería y el Instituto de Ingeniería Biológica y Médica.

Se trata de un proceso inédito, ya que por primera vez el cargo se definió por el voto de sus pares. “Es un gran orgullo para mi seguir los pasos del profesor Pablo Irarrázaval, director fundador del IIBM y quien ha sido fundamental en su creación. Debido a que contamos con un equipo de académicos y profesionales de excelencia, altamente motivados, estoy seguro de que podremos alcanzar nuestra ambiciosa meta de convertirnos en uno de los principales institutos de investigación interdisciplinaria en Ingeniería Biológica y Médica en América Latina y, ojalá, también a nivel mundial”, comentó el electo René Botnar.

Así también lo ve el saliente director, el profesor Pablo Irarrázaval, quien desde 2013 fue director del IIBM, “este es un hito importante, las instituciones tienen que sobrevivir a las autoridades, a las personas, un instituto que está suficiente maduro debe permitirse estos cambios”.

Al salir de la dirección, Irarrázaval recuerda cómo comenzó el IIBM, remontándose a 2008 y 2009, “todo inició con un grupo de profesores de Ingeniería, Medicina, Biología y Matemáticas, trabajando en torno a la Ingeniería Biomédica. En 2013 nos damos cuenta de que a ese grupo hay que darle forma, que deje de ser solo por buena voluntad. Así nace el Instituto”.

Recapitulando su trabajo, apuntó a que uno de los hitos fue la creación del Programa de Postgrado, “comenzamos a adoptar alumnos de doctorados propios. Hoy hay más de 45 estudiantes de doctorado, 19 profesores, 5 funcionarios y alumnos de pregrado hay cerca de 200”.

Al hablar de lo que viene, Irarrázaval comenta que “hay un desafío de espacio físico, sobre todo para laboratorios. Y otro aspecto a trabajar es asegurar la interdisciplina, porque la tendencia es a trabajar solo. Aquí se necesita gestión, siempre cuidando los equilibrios entre las distintas visiones científicas”. 

¿Qué viene para el IIBM?

El nuevo director del IIBM, profesor René Botnar, concuerda en la importancia de que el instituto sea el primero interdisciplinario de la Pontifica Universidad Católica de Chile, formado por las Facultades de Ingeniería, Medicina y Biología, “fue creado con la misión de romper las barreras entre las facultades y departamentos para permitir una investigación y educación interdisciplinaria verdaderamente innovadora y para convertirse en un imán para los mejores estudiantes e investigadores de Chile, América Latina y ojalá, muy pronto, del mundo”.

“Por esto, estoy muy contento de asumir el reto de liderar el IIBM hacia estos ambiciosos objetivos, ya que siempre he sido un fuerte defensor de la investigación y la formación interdisciplinaria a lo largo de mi carrera”.

Con el crecimiento del instituto, siempre hay desafíos sobre la mesa, en este sentido el director Botnar comentó que “será de suma importancia mantener un sentido de comunidad entre los académicos, estudiantes y el equipo administrativo. Debido a nuestro rápido crecimiento, necesitamos crear un equipo de liderazgo más amplio, con subdirectores adicionales, para desarrollar estrategias que puedan resistir los próximos 5 a 10 años”.

Más concretamente indicó “necesitamos desarrollar una nueva visión de la investigación y centrarnos en áreas de investigación estratégica para poder conseguir financiamiento para grandes proyectos colaborativos, como, por ejemplo, Institutos Milenio y Centros Basales. Además, para permitir una rápida transferencia de tecnologías y generar un impacto, tenemos que fomentar colaboraciones. Esto podría incluir cofinanciamiento por parte de la industria para estudiantes de doctorado, espacio de oficina para científicos colaboradores de la industria y el desarrollo conjunto de nuevas tecnologías”.

Pero Botnar va más allá, porque uno de los retos es aumentar el número de estudiantes de doctorado, para esto será clave “ampliar el programa de doctorado conjunto con King´s College London y establecer nuevos programas con universidades internacionales de alto prestigio”.

Otros de los lineamientos del nuevo director apuntan a seguir mejorando la formación a todos los niveles, “creado un programa de mentoría para los investigadores que inician su carrera y crear programas de intercambio de investigación para académicos y estudiantes. También reevaluaremos nuestros programas de postgrado e incluiremos más cursos con laboratorios orientados a la investigación, para preparar mejor a nuestros estudiantes para su carrera en investigación y desarrollo”.

El IIBM quiere soñar a lo grande, “colaborar con las Facultades y la Universidad en la creación de un nuevo edificio de investigación interdisciplinaria, con una infraestructura comparable a la de los laboratorios de Estados Unidos o la Unión Europea”.

“Tengo muchas ganas de trabajar junto a mis extraordinarios colegas, para alcanzar estas metas y sueños, incluyendo por supuesto a nuestro excelente equipo de gestión y administración, y a nuestros estudiantes”, puntualizó.